Ciudad, campo o playa, todo puede afectar

Ciudad campo playa Vitamina D
Ciudad campo playa Vitamina D

En cualquier lugar donde se viva o a cualquier lugar donde vayamos de paseo, el sol, tan indispensable para la vida en el planeta, puede afectarnos y algunas veces, de manera muy peligrosa. Sí, es muy bueno tomar el sol, darnos unos reconfortantes “baños de sol”, pero cuidado, el sol puede dañar la piel e incluso nuestros ojos. Toma las medidas necesarias para evitarlo.

Además de proporcionarnos los rayos ultravioleta para que nuestra piel produzca vitamina D que es necesaria para muchas funciones en nuestro cuerpo, el sol también hace que el ritmo sueño-vigilia permanezca normal y podamos dormir lo suficiente para estar con la suficiente energía durante el día; en épocas de invierno, sobre todo en lugares alejados del ecuador, el sol evita algunas formas de depresión que se asocian con la falta de luz.

Los rayos del sol que viajan por el espacio hasta nuestro planeta, llegan acá visibles e invisibles. Son como ondas de radio. Las ondas más cortas son los rayos ultravioleta (UV), y pueden ser UVA o UVB. Mucha exposición a los UVB produce quemaduras, pero los dos tipos pueden provocar daño, ya que se alteran algunos mecanismos metabólicos de las células de la piel. Si la piel se expone más tiempo al sol, envejece más rápido.

Pero hay maneras de evitar el daño que se haga a la piel y, además la piel tiene sus propios mecanismos reparadores como el remplazo de células muertas que a diario ocurre en su superficie. Sin embargo, cada vez que se sobreexpone a la radiación solar, la piel sufre daños irreparables, la hace más vulnerable al cáncer de piel porque se daña el material genético de sus células.

Es necesario limitar la exposición de la piel a la luz solar, sobre todo entre las 10:00 y las 16:00 horas

Hay quien busca el sol para que su cuerpo tenga la suficiente vitamina D y algunos saben cuánto tiempo y qué partes del cuerpo exponer al sol para sacarle más provecho. Habrá que recordar que con sólo 10 a 15 minutos en el dorso de las manos, brazos y cara es suficiente. La cantidad suficiente de vitamina D podemos obtenerla a través de suplementos, después de consultarlo con el médico.

Al lugar donde hayamos decidido ir de vacaciones, ciudad, campo, desierto o playa, usemos al sol para nuestro beneficio y cuidemos nuestra piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *