El retorno de la vitamina D

El retorno de la vitamina D - Vitamina D
El retorno de la vitamina D – Vitamina D

La vitamina D, tan cerca de nosotros y tan lejos de nuestras costumbres. Sí, y es que la vitamina D, que con tanta facilidad se produce en nuestro cuerpo por medio de la piel y el sol, en estas ciudades tapadas con una nata inmensa de contaminación y recubiertos siempre con ropa y cremas bloqueadoras, nos es casi imposible que la piel produzca la cantidad adecuada de vitamina D.

Por eso, la vitamina D debe regresar por sus fueros, es imprescindible que nos lo tomemos muy en serio y que se haga lo posible por mantener a nuestro organismo con los niveles indicados de este nutriente porque a éste debemos la integridad de muchas funciones del cuerpo.

Ya hemos mencionado de su importancia en la manutención de huesos saludables, sobre todo durante el crecimiento y en la edad adulta.

Además del sol, la podemos obtener, en menor medida, de algunos alimentos, pero desgraciadamente sólo aportan un 10% de lo requerido diariamente (leche fortificada, cereales, salmón, sardina, caballa). Al final, lo mejor es tomarlo en forma de suplementos a fin de que se tenga la cantidad que necesitamos. Los adultos, sobre todo los mayores, no se exponen el suficiente tiempo al sol, su deficiencia de vitamina D puede llegar a límites peligrosos, es otra razón para tomar suplementos.

La relación de la vitamina D con muchas enfermedades está más que evidente y te podemos mencionar algunas:

  • Cáncer
  • Salud cognitiva
  • Trastornos hereditarios
  • Esclerosis múltiple
  • Osteoporosis
  • Psoriasis

El médico, nuestro médico, es el que tiene la última palabra para, en caso necesario, prescribirnos esta vitamina y en qué cantidad. Debemos tener en cuenta que, si la tomamos en exceso, puede también causarnos daños. Además, este nutriente, en forma de suplemento puede tener interacciones con otras sustancias o medicamentos y eso impediría su prescripción e ingestión.

Frecuenta a tu médico, sólo así tendrás una salud impecable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *