Beneficios de la suplementación con vitamina D en el sistema inmune y respiratorio

Beneficios de la suplementación con vitamina D en el sistema inmune y respiratorio

Un sistema inmune efectivo debe tener la habilidad de interpretar los cambios que se presentan en nuestro alrededor y responder de manera adecuada, sin embargo, debe superar varios retos para trabajar frente a diferentes situaciones o patógenos.1

Un sistema inmune saludable tiene interacciones biológicas (simbiosis) y reacciona a las infecciones. Cuando los patógenos ingresan al organismo, intentan usarlo como un huésped, pero el sistema inmune posee muchas armas. Diferentes puertas son utilizadas para cada patógeno que pretende invadir al cuerpo humano. El sistema inmune neutraliza la infección al coordinar la respuesta inmunitaria y producir anticuerpos.1

¿Qué papel desempeña la vitamina D en el sistema inmune?

La vitamina D (VD) es un factor esencial en la protección de infecciones de las vías respiratorias. Su actividad ayuda en el mantenimiento de los epitelios que recubren las vías digestiva, respiratoria y genitorurinaria. Además, la VD estimula la producción de péptidos antimicrobianos, los cuales tienen actividad antiviral y aumentan la capacidad fagocítica de los macrófagos, entre otros aspectos.2,3

La VD tiene diferentes mecanismos por los cuales reduce el riesgo de infecciones virales y la mortalidad. Por ejemplo, para reducir el riesgo de la gripe estacional, la VD fortalece tres vías: a) las barreras físicas; b) la inmunidad innata; y c) la inmunidad adaptativa. La primera involucra el mantenimiento de las uniones estrechas entre las células y previene la penetración e invasión de las células por patógenos. La segunda comprende la activación de células asesinas naturales y la quimiotaxis de los macrófagos. La tercera incluye la producción de células T reguladoras lo que incrementa la tolerancia inmunitaria, lo que reduce la respuesta hiperinflamatoria.3

Beneficios de la suplementación con VD

  • Mediante la modulación del sistema inmune, la VD puede afectar la replicación viral y ayuda a la regulación inmune  y puede disminuir la tasa de infección y la mortalidad.4
  • Puede reducir las lesiones pulmonares a través de la inducción de los péptidos antimicrobianos, disminuyendo las concentraciones de citocinas proinflamatorias.5
  • La corrección de la deficiencia de VD suprime  la CD26/DDP4, una de las moléculas de adhesión mediante la cual el virus de COVID-19 entra a las células del huésped.1

De manera general, la concentración de 25-hidroxivitamina D mayor a 30 ng/mL en la sangre es considerada adecuada. Sin embargo, para favorecer la mayor activación del sistema inmune se recomienda alcanzar una concentración de 40-60 ng/mL. Estos valores se pueden lograr con una suplementación de 4,000 UI/día de colecalciferol por  8-12 semanas, dependiendo de otros factores, como la presencia de obesidad o el consumo crónico de glucocorticoides, anticonvulsivos y antirretrovirales puede requerirse una dosis superior y de forma segura (hasta 10 000 UI/día).6

Referencias:

  1. Chowdhury MA, Hossain N, Kashem MA, Shahid MA, Alam A. Immune response in COVID-19: a review. J Infect Public Health 2020 Nov;13(11):1619-1629.
  2. Alexander J, Tinkiov A, Strand TA, Alehagen U, Skalny A, Aaseth J. Early nutritional interventions with zinc, selenium and vitamin D for raising anti-viral resistance against progressive  COVID-19. Nutrients 2020 Aug 7;12(8):2358.
  3. Ali N. Role of vitamin D in preventing of COVID-19 infection, progression and severity. J Infect Public Health 2020 Oct;13(10):1373-1380.
  4. Yadav SK, Gaurav K, Johri G, Jaiswal SK, Jha CK, Yodav N. A systematic review of the role of hypovitaminosis D in coronavirus disease – 19 (COVID-19) infection and mortality: is there a role of recommending high dose vitamin D supplementation? Human Nutrition & Metabolism 23 (2021).
  5. Mardani R, Alamdary A, Mousavi Nasab SD, Gholami R, Ahmadi N, Gholami A. Association of vitamin D with the modulation of the disease severity in COVID-19. Virus Res 2020 Nov;289:198148.
  6. Torres E, Nogués X. ¿Cómo utilizar la vitamina D y qué dosis de suplementación sería la más idónea para tener el mejor balance eficacia/seguridad? Rev Osteroporos Metab Miner 2014 6; (Supl1): S1-4.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *